Ocurrió en la Liga Colón de Futbol en Córdoba, Argentina. Falucho de Jesús María perdía 0-1 ante Sportivo Tirolesa cuando se le presentó la oportunidad de empatar mediante el cobro de un penal. La ejecución terminó en gol, sin embargo el árbitro hizo sonar su silbato por invasión de jugadores del Tirolesa al área.

La lógica apuntaba a que repetiría el cobro de la pena máxima, pero no. El silbante sorprendió a todo mundo cambiando las reglas de último segundo. ¿Qué hizo? ¡Decidió marcar tiro libre indirecto en favor de Sportivo Tirolesa!

Ya se imaginarán la reacción tanto de plantel, cuerpo técnico y seguidores del Falucho. «La verdad nos da mucha bronca. A los chicos les dijo que había cobrado invasión; pero el reglamento es claro, si el jugador convierte y hay invasión se debe patear de nuevo», señaló Lucas Kevin, entrenador del equipo, en palabras recogidas por Minutouno.

Ante semejante situación, nuestro arbitraje está en la gloria.

Lee también   Sacachispas FC de Argentina posó con máscaras de Messi