necacaAsí amanecieron decenas de contenedores en las inmediaciones del Estadio Victoria, y es que, una vez más el Necaxa se queda en la orilla del ascenso, el verdugo en esta ocasión fue el conjunto dirigido por Carlos Bustos, los oriundos de Culiacán, los Dorados, propinaron un doloros dos por cero en calidad de visitantes, con lo que se adjudicaron ser el que supla a Leones Negros en el máximo circuito; al parecer la afición en Aguascalientes (como Lobsan), no se acostumbran a los clásicos cruz azuleos del otrora equipo de la década.ascenso

Lee también   Guardiola envió su apoyo a Dorados