En este mundo actual en el que abundan los avances tecnológicos, una simple fotografía puede provocarte un mal rato, y si no pregúntenle a David Beckham.

Al excapitán de la selección inglesa le fue retirada su licencia de conducir luego de que una instantánea revelará que conducía su automóvil mientras manipulaba su teléfono celular.

Por el hecho, que ocurrió el pasado 21 de noviembre mientras manejaba su Bentley por las calles de Londres, ‘Becks’ deberá estar alejado del volante durante seis meses. Además, tendrá que pagar una multa por 750 libras esterlinas.

Es la segunda vez que al exjugador inglés le suspenden su licencia, la primera oportunidad fue por conducir a exceso de velocidad.

¡Muy mal David!

Lee también   El 'efecto Beckham' y los heridos en China