El central mexicano, Diego Reyes, llegó nuevamente a LaLiga Santander, pero esta vez de la mano del CD Leganés, club al cual arriba en calidad de cedido procedente del Fenerbahce turco y se refirió en la rueda de prensa de su presentación como a un “equipo familiar”.

“Por el tipo de institución que es, muy familiar, muy comprometida. Me lo demostraron desde el principio cuando hablaron con mi agente y dijeron que me querían. Creo que el contacto siempre estuvo ahí y me ilusionó muchísimo regresar a LaLiga. Esta institución me ha hecho sentir en familia desde el primer día que estoy aquí”.

Reyes indicó que su papel en el equipo será ayudarlo a estar en los puesto que se merece, además, señaló que lo primordial es el club, pero que llega para sumar minutos de juego.

“Mis expectativas primordialmente son ayudar al Leganés a estar donde se merece, que el equipo se muestre mejor y poner mi granito de arena. Lo más importante es el equipo, no tanto yo. Pero vengo a tratar de jugar, a sumar minutos”.

Para finalizar, Reyes manifestó que, pese a que la negociación estuvo a nada de no concretarse, siempre tuvo la certeza de que llegaría al club aunque tuvo mocho nervios por saber el desenlace de la historia.

Siempre tuvimos confianza en que podríamos estar en esta gran institución, por eso nos quedamos aquí desde el martes con la tensión y los nervios de saber si se iba a hacer o no pero confiados en que se lograría. Gracias a Dios estamos aquí y esperamos retribuirles dentro del campo con esa misma confianza que ellos nos tuvieron”, concluyó Diego Reyes.

Lee también   La Lazio quiere a un defensa mexicano

Fuente: ESPN.