El Pulpo Paul, estrella de la Eurocopa 2008 y el Mundial Sudáfrica 2010, marcó tendencia entre animales pronosticadores que no han faltado a los torneos más importantes del futbol mundial y en Rusia 2018 no habrá excepción.

Siguiendo el legado de distintos animales que han intentado adivinar cada resultado, en la Copa del Mundo a celebrarse entre junio y julio estará Aquiles, un gato ruso que pronostica resultados deportivos.

Blanco, viviendo en el Museo del Hermitage de San Petersburgo, sordo de nacimiento “lo que explica su nivel de intuición”, fue seleccionado como pronosticador ‘oficial’ de Rusia 2018.

“La decisión ya está tomada”, aseguró a la prensa Mry Khaltunen, encargada de los gatos de la pinacoteca, al mismo tiempo que indicó que el gato tendrá una acreditación como invitado y será una de las mascotas del campeonato.

‘Aquiles’ ya estuvo en el mismo rol en la Copa Confederaciones 2017, donde fue una de las sensaciones de la copa.

Lee también   Joseph Blatter: "Sería un error utilizar el videoarbitraje en Rusia"