Los cuestionamientos y dudas respecto a la Selección Mexicana de cara al Mundial de Rusia 2018 no cesan, ahora se suma un escándalo que no ayuda al grupo. Además de las lesiones y de no encontrar un estilo de juego óptimo, el día de hoy se publicó una noticia que puede sacudir el seno Tricolor.

La revista TV Notas en su edición de este martes (5 de junio de 2018), dio a conocer detalles sobre una fiesta organizada por varios seleccionados nacionales, posterior al partido de despedida que sostuvieron ante Escocia en la cancha del Estadio Azteca el pasado sábado.

Los elementos del Tricolor celebraron previo al Mundial / Fotos: Revista TVNotas.

Según lo señalado por la publicación semanal, fueron nueve (Giovanni Dos Santos, Héctor Herrera, Carlos Salcedo, Jesús ‘Tecatito’ Corona, Marco Fabián, Jesús Gallardo, Jonathan Dos Santos, Raúl Jiménez y Guillermo Ochoa) los elementos involucrados en dicha fiesta, misma que se celebró en una mansión ubicada en Lomas de Chapultepec, luego de que a los elementos del Tricolor les fuera entregada la noche libre, así como parte del domingo, ya que reportarían hasta las 19:00 horas.

El escándalo se hace mayor, ya que aunque algunos de los asistentes fueron con sus parejas, la edición semanal de la revista reveló que alrededor de 30 mujeres se dieron cita en el lugar, ingresando por grupos y siendo relevadas hasta la tarde del día domingo, hasta que los últimos elementos que permanecían en la residencia abandonaron el inmueble.

Los elementos del Tricolor celebraron previo al Mundial / Fotos: Revista TVNotas.

El día domingo por la noche, viajaron a Amsterdam para hacer escala y de ahí trasladarse a Dinamarca, donde sostendrán su último encuentro de preparación ante los locales, previo a la Copa del Mundo.

Lee también   Markarián regalaría "El Principito", ¿tú cuál libro obsequiarías?

Hasta el momento, ningún elemento de la plantilla o cuerpo técnico de la Selección Mexicana ha manifestado una postura al respecto de la publicación, sin embargo, en el arribo a tierras europeas se notaron semblantes muy serios de parte de algunos jugadores.