La siguiente noticia bien podría catalogarse como digna de Ripley. Cuando pensamos que nuestro futbol está de la fregada por culpa de normas y reglas dignas de risa, hay otras ligas que nos hacen ver que estamos en la gloria. Tal es el caso de Bolivia.

Descendió el Wilstermann. Chequen lo increíble de este equipo: Campeón del Apertura 2010, desciende en Clausura 2010 y disputará la Copa Libertadores 2011. ¿Entendieron? Pues nosotros tampoco.

Resulta que como la final del Apertura se jugó en series y no en partido directo, la liga boliviana no quiso sumarle puntos para la tabla porcentual. Mientras Wilstermann festejaba el título, le eran descontados nueve puntos.

Para que la cosa sea más sorprendente, decir que ante el título obtenido ganaron su derecho a jugar la Copa Libertadores, en compañía de Bolívar y Oriente Petrolero. Disputarán el certamen continental siendo un equipo de segunda división.

Literal, esto sí que es irrelevante. Bueno, aunque no para los hinchas del Wilster, quienes llore y llore suplican a federativos bolivianos que no acudan a la Libertadores a cambio de que permanezcan en primera.

Lee también   BYN 4-1 SCH | No sueltan el 3er. puesto