"Oiga árbitro, es que luego luego se les sube"
"Oiga árbitro, es que luego luego se les sube"

Tras firmar el nuevo contrato de patrocinio con Chevrolet, Manchester United incluyó en la cláusula una exigencia de Alex Ferguson. El entrenador ha pedido puntualmente que la marca automotriz no facilite coches deportivos a los jugadores más jóvenes del equipo.

«Ningún jugador menor de 23 años puede tener un deportivo que corra a 330 kilómetros por hora», señaló el propio entrenador a la prensa.

Dicha medida impuesta por Ferguson aplicaría por dos motivos: evitar que a los chavos se les suba la fama y respetar jerarquías en el vestuario. En otras palabras les avisa a los jóvenes que tipos como Giggs pueden darse el lujo que quieran debido a su peso en la cancha y fuera de ella.

¿Cómo lo ven?

Lee también   Old Trafford dice adiós a Ryan Giggs