Al nivel de un América-Chivas, River-Boca o Barcelona-Madrid, el superclásico del futbol paraguayo se juega cada año entre Cerro Porteño y Olimpia, los dos clubes más grandes del país, que este domingo se vieron las caras en un partido que tuvo como protagonista a un actor inesperado: Fernando Ovelar.

En el encuentro más importante del país, el DT de Cerro Porteño le dio la oportunidad de ser titular a una joven promesa de la institución que tiene 14 años y antes de ayer solo había jugado un partido en Primera División.

Ese jovencito, Ovelar, se convirtió en el futbolista más precoz en anotar un gol en el balompié sudamericano a sus 14 años y 302 días, según informó Mister Chip a través de su cuenta de Twitter.

«Solo conozco un goleador más joven que él en una liga de Primera División: el armenio Armen Ghazaryan marcó en un Shirak-Lori en 2002 con 14 años y 215 días», detalló el estadístico español, que le dio cobertura a la proeza lograda por Ovelar.

Para mala suerte del atacante, su tanto no le dio el triunfo a su equipo, pero al menos el gran choque quedó en tablas 2-2 y se dio la particularidad de que quien igualó el gol de Ovelar fue un hombre que tiene más del doble de su edad, Néstor Camacho con 31.

La cadena internacional BBC destacó la aparición más tempranera del futbol paraguayo, pero recordó que en el mundo hay al menos dos casos de chicos más jóvenes en haber debutado: Mauricio Baldivieso, con 12 años en Bolivia (2009) y Freddy Adu, con 14 en Estados Unidos (2004).

Lee también   Lionel Messi será padre por tercera vez