El futbolista rumano, Cosmin Lambru, quien juega con una prótesis porque perdió la mano izquierda tras  un accidente, debutó como profesional con el equipo local Petrolul Ploiesti.

El jugador de 18 años jugó nueve minutos en el duelo que enfrentó a su club, que juega en la primera división rumana, con el Mioveni de la segunda categoría, por un partido correspondiente a la Copa rumana.

Lambru, sufrió un trágico accidente cuando apenas tenía 8 años, al ser atropellado por un camión. Afortunadamente el pequeño Cosmin Lambru sobrevivió al arrollamiento, pero su mano izquierda resultó aplastada y debió ser amputada.

«Regresábamos a casa cuando un camión derrapó y se dirigió hacia mí. Me tiré por reflejos bajo el vehículo. Sentí un dolor terrible, pero estaba consciente. Con los que estaba me sacaron de allí y me llevaron al hospital», contó el futbolista de los Cárpatos acerca de su terrible accidente.

Cosmin Lambru cumplió su sueño de disputar un encuentro como profesional en la Copa de Rumania, diez años después del accidente.

Futbolista rumano
Cosmin Lambru tras su debut como futbolista profesional

«Cuando regresé al fútbol, empecé a aprender a cómo caerme, apoyándome solo en un brazo. No fue sencillo, pero no me quejo ni lo haré nunca», expresó el ahora jugador profesional al diario rumano Sport.

El partido entre Petrolul Ploiesti y Mioveni finalizó 1-1, avanzando el Mioveni por tiros desde el punto penal.

Lee también   Adrian Mutu se retira del fútbol profesional