No sabemos si son buenas o malas noticias para el Real Madrid, pero lo que si se sabe es queda mucha risa.

Según reporta “The Sun”, Gareth Bale acudirá a una clínica para hacerse un injerto capilar e intentar tapar la calvicie que se puede apreciar fácilmente y que cada vez es mayor. En reiteradas ocasiones ha intentado ocultarla, pero ha aumentado mucho más.

El diario británico sigue comentando que al jugador del Real Madrid le han molestado las burlas que ha hecho su falta de pelo en la cabeza.

Incluso buscó recomendaciones. Joe Ledley, del Cristal Palace, fue quien le recomendó la clínica a cual acudir para que se hiciera la operación. Esta misma dura un día y tiene un costo de 10.000 libras.

“Gareth ha estado hablando con Joe, que ha dado el paso para reservar una cita. “Él hizo lo mismo y su tratamiento ha terminado a finales de la temporada pasada”, afirma el diario.

Lee también   Solari debutó en Peñarol