En las últimas jornadas, Juan Pablo Carrizo ha sido factor fundamental para River. Sus actuaciones, magistrales atajadas, han colaborado para que el Millo se aleje del descenso y se ubique en la cima del torneo argentino. Pero su estancia en el club podría interrumpirse.

Passarella viajará a Italia para reunirse con dirigentes de Lazio, equipo que es propietario de la carta del portero y reclama su regreso al Calcio. Esta negociación ha calado en los hinchas de River a tal grado que ya buscan la manera de cooperar para evitar que Carrizo se vaya.

El costo de la carta es de 36 millones de pesos argentinos, cifra que el Millo no puede pagar para retenerlo. Por ello, hinchas han abierto foros en Facebook para hacer una vaquita y recaudar lo más que se pueda para colaborar en la compra de la carta.

Sin embargo, hay quienes van más allá. Hay hinchas que idolatran tanto a su arquero que están dispuestos a vender sus casas o propiedades con el fin de que se quede.

Eso es amor por un portero.

Lee también   Recomiendan peladeces a Passarella