En el seno del Bayern Munich se vivió un episodio tenso en el entrenamiento del pasado viernes, antes de una nueva fecha de la Bundesliga frente al Werder Bremen, protagonizado por James Rodríguez y Sebastian Rudy.

Los dos jugadores mencionados tuvieron un cruce en una acción de juego que casi los lleva a irse a las manos, según informó el diario Bild, que publicó la noticia y fotografías de la misma.

James habría intervenido con mucha fuerza en una jugada contra Rudy y el alemán sería quien se habría enfadado, respondiendo de mala forma al colombiano en el piso.

Los compañeros más experimentados como Boateng, Ribery, entre otros, debieron meterse en lo que estaba a punto de ser una pelea.

Después de la separación, ambos se dieron la mano y Jupp Heynckes aseguró a la prensa que este es «un deporte para hombres», que le gusta la intensidad y no se preocupa por el incidente.

Lee también   Quieren el esperma de CR7 y Zlatan para hacer un "superequipo"