Alexandr Kokorin y Pavel Mamáev, futbolistas rusos pertenecientes al Zenit y Krasnodar, fueron condenados a año y medio de cárcel al ser encontrados culpables luego de participar en actos de agresión. Ambos se encontraban en “prisión preventiva” mientras se realizaban las investigaciones.

La fiscalía rusa determinó la culpabilidad de los acusados por “vandalismo y agresión” tras dos peleas ocurridas en 2018. Kokorin y Mamáev agredieron a dos funcionarios en un restaurant y, seguidamente, golpearon al chofer de una presentadora de televisión en las afueras del local.

Tomando en cuenta el tiempo que ya han estado en prisión, a Kokorin les restaría por cumplir siete meses y medio tras las rejas, mientras que, a Mamáev seis meses y medio.

De acuerdo a testigos presentes durante la lectura del veredicto, ambos jugadores habrían pedido perdón por sus acciones y alegaron haber aprendido la lección.

Lee también   Xavi: "Como barcelonista no puedo estar con el Madrid, estoy con la juve"