En el Niza vs. Dijon, Kasper Dolberg no quería jugar porque le robaron su reloj antes del partido. El club del danés ganó 2-1 el sábado 21 y cinco días después, descubrieron al ladrón.

Lamine Diaby Fadiga, quien robó el reloj. Foto vía Twitter.

El ladrón de la prenda fue un canterano del Niza, un joven delantero de 18 años formado en la institución: Lamine Diaby Fadiga, quien acompañado por sus abogados, confesó el delito.

La AFP reportó, con información de ‘L’Equipé’, que Diaby reconoció haber robado el reloj el 16 de septiembre. Es decir, que Dolberg se dio cuenta cinco días después que no contaba con el lujoso accesorio que dejó en el vestuario.

El Niza rechazó este jueves 26 de septiembre informar sobre el estado actual de la situación entre los futbolistas.

Diaby, junto con sus abogados, pidió disculpas al club, al propio Dolberg, al capitán del equipo, Dante, y al director técnico Patrick Vieira.

El canterano, expuesto a una sanción que podría ser incluso un despido, se comprometió a compensar al exjugador del Ajax. El reloj robado tiene un valor estimado de 70 mil euros.

Kasper Dolberg. Foto vía Twitter.

 

 

 

Lee también   Sebastián "loco" Abreu rinde honor a su apodo al arrojar una mesa contra sus hinchas