Primero andaba del tingo al tango por hacer notar su presencia ante el mundo. Después recurrió a sus atributos para aparecer en cuanta revista y programa le pusieran enfrente. Ahora, sus propios “logros” le han pasado factura. Larissa Riquelme dice ser acosada.

La llamada “novia del Mundial” dice ser víctima de hostigamiento por parte de jugadores de Boca Juniors. Cansada de recibir y rechazar “propuestas indecorosas” por parte de los xeneizes, la guaraní se siente más que incómoda. En su defensa, alega que no ha provocado a ninguno de ellos: “los jugadores me llaman como siempre, pero yo no estoy vinculada con ninguno, no me interesa”.

Eso sí, Larisa no es tan imprudente pues ha evitado mencionar los nombres de esos futbolistas que la hartan con mensajes de deseo y placer. Y como la dama no quiere saber más del acoso ha revelado su nuevo propósito: someterse a una cirugía para tener un nuevo par de senos…grandes.

Lee también   Portero brasileño se creyó Fuerza Guerrera