Con los autobuses no se metan
Con los autobuses no se metan

Faltan algunas semanas para que se dispute el derbi gallego entre Celta de Vigo y Deportivo La Coruña en el estadio de Balaídos. El encuentro se llevará a cabo el 15 de abril y el equipo donde juega Andrés Guardado tiene un pequeño inconveniente para el traslado de sus aficionados a Vigo.

Debido a que el partido es de grandes expectativas, empresas de transporte contactadas por Deportivo La Coruña se han negado a alquilarle autobuses para que la afición viaje. ¿El motivo? Temen que las unidades sean dañadas por seguidores del Celta. La preocupación no es precisamente sobre la integridad física de pasajeros y choferes, sino se enfoca en los daños que podrían recibir los camiones, daños que tendrían un alto costo en materia de reparación; el mecánico y las piezas pueden resultar caros.

Ante esta situación, Deportivo La Coruña planea el viaje en tren, aunque también presenta problemas. «La estación de Vigo está muy retirada del campo del Celta y temen que en el trayecto (aficionados) puedan sufrir algún tipo de agresión», refiere el diario ABC.

Como Deportivo quiere que sus aficionados apoyen en Vigo, la alternativa que contemplaría es la de utilizar vehículos particulares para que pequeños grupos se trasladen a manera de auto-sardina.

Lee también   Hirving Lozano más cerca del Celta de Vigo