Todo un ídolo
Todo un ídolo

«Me gusta porque no resalta tanto la nariz», dijo Martín Palermo sobre la estatua que a partir de hoy luce en el Museo de la Pasión Boquense. Así es, el Titán, el Loco, ha sido inmortalizado con este monumento.

La estatua mide 3.06 metros (un centímetro por cada gol) y pesa 160 kilos. La artista encargada de realizarla fue Elizabeth Eichhorn, quien trabajó durante siete meses en esta obra. Está elaborada en un 85 por ciento de resina y 15 por ciento con incrustaciones de acero puro, protegido con distintas técnicas de conservación para que no sufra daños con el paso del tiempo.

Lee también   La “insultante” oferta de Jiangsu Suning para fichar a Bale