Jeremy Mathieu, jugador francés que pasó tres temporadas en el FC Barcelona y que hoy juega para el Sporting Lisboa, no parece tener los mejores recuerdos de su carrera en Cataluña. Una entrevista concedida al diario Marca indica que el defensor dejó el club y no dejó cariño alguno.

El galo confesó que no dejó amigos en el Barca, sino “compañeros. Dentro de un club prefiero hablar de compañeros y no amigos. Amigo es una palabra muy grande”, afirmó.

Aunque recibió muchas críticas, Mathieu considera que no tuvo un mal paso, ganando buena cantidad de títulos y jugando partidos importantes, por lo que entiende que su salida fue normal. “Es así, eso es futbol”, declaró.

Tengo mucho respeto a mis excompañeros y a la afición. Si lo celebro será por Bartomeu y Robert Fernández, porque creo que la manera que trataron resultó muy difícil para mí“, confesó, al ser cuestionado por si le marca un gol a su exequipo.

Por último, recordó un episodio por el partido en el que la Juventus goleó a los azulgranas y los eliminó de la Champions League pasada. “He vuelto a ver el partido contra la Juventus y todo el mundo dice que yo fui el problema. Es verdad que en los goles estoy uno contra uno y no me lanzo, reculo, pero después hacen un pase y podrían decir que qué hace Mascherano o Piqué, pero no“, dijo.

Este miércoles se enfrentan Barcelona y Sporting, en un duelo muy especial para Mathieu por la presente edición de la Copa de Europa.

Lee también   A España le deben las primas