El entrenador argentino del Tottenham Hotspur, Mauricio Pochettino, confesó que se encontraba viendo desde Londres el definitorio partido de la selección argentina contra su similar de Ecuador (1-3) y se quedó dormido, al punto que no vio el empate parcial de Lionel Messi en la altura de Quito.

El extécnico del Espanyol comentó a la Radio Cope de España que fueron sus hijos quienes lo despertaron cuando Messi ponía el empate a uno en el marcador.

“Me quedé dormido viendo el partido. Me despertaron mis hijos, pero me perdí el primer gol de Messi. Luego vi lo que hizo”, compartió el entrenador de los “Spurs”.

Como conclusión, Pochettino hizo referencia a la posibilidad de que el seleccionado argentino quedara apeado de la próxima Copa Mundial.

“Messi sentía esa responsabilidad directa, siendo el mejor, de no poder darle a Argentina la posibilidad de jugar un Mundial. Habría sido difícil de aceptar la eliminación. Siempre uno confía, porque conoce la calidad de Messi y del fútbol argentino”, sentenció.

 

Lee también   El lío Messi