De estado civil divorciada y con el oficio de instructora de manejo, Lilaj Asulin ha sorprendido a propios y extraños en la liga de futbol israelí a ser la primera mujer en pitar un partido de primera división con el encuentro entre Ironi Kiryat Shmona y Ashdod. Mayor impactó causó porque cuenta con 40 años de edad y confía en retirarse a los 47, edad de jubilación para los árbitros en Israel.

El suceso se registró el pasado 28 de abril, pero ha tomado revuelo en los últimos días debido a la magnitud de su presencia en las canchas. La silbante ya había dirigido encuentros en ligas menores, así como en el futbol femenil, pero se retiró tres años por su matrimonio. Tras la ruptura con su pareja volvió a la actividad y recibió la oportunidad de silbar en el máximo circuito.

«No me interesa el sueldo, me encanta mi trabajo», dijo al sitio One. Asimismo confiesa que cuando escucha insultos sexistas o machistas cuenta con la virtud de que le entran por un oído y le salen por el otro.

Tras prepararse física y mentalmente, Asulin no vio obstáculo en pitar a sus 40 años. En su primer partido en primera mostró cuatro tarjetas amarillas, una de ellas a David Eduardo Solari, hermano de Esteban y Santiago, y no tuvo mayores complicaciones en el triunfo del Ironi Kriyat, líder del torneo, de 1-0 sobre el Ashdod.

Mientras llega su retiro, la madre de Lilaj siente preocupación por lo siguiente: «En partidos aburridos y con poco público, mi temor es que se me duerma».

Lee también   ¡La peor falla que hayas visto en tu vida!