Finalmente, el club Niza decidió despedir al joven cantero que robó el reloj del danés Kasper Dolberg el pasado 16 de septiembre.

Lamine Diaby Fadiga, quien robó el reloj. Foto vía Twitter.

Lamine Diaby Fadiga no jugará más en el equipo francés tras hurtar la prenda en el vestuario, dejado allí por el exjugador del Ajax.

«No podemos permitirnos aceptar este tipo de comportamientos y dejar pasar por alto semejante falta», precisaron los responsables del Niza.

El reloj, valorado en 70 mil euros, fue tomado por Diaby Fadiga, según él, «sin ningún motivo y quizá por celos».

El joven quiso explicarse en sus redes sociales: «En vez de luchar en la cancha para competirle (el puesto), actué cobardemente con él. Mi acto no estuvo guiado por un afán de lucro, sino por despecho, la frustración y el sentimiento de no estar considerado».

Diaby Fadiga pidió disculpas por lo sucedido al club, a Dolberg, al capitán Dante y al entrenador Patrick Vieira por lo sucedido.

Ahora, con ese antecedente, el joven deberá buscar equipo, uno que lo perdone y le dé una nueva oportunidad.

 

Lee también   Partido en Bolivia termina a los 13 minutos