Los aficionados que no tengan una entrada para presenciar la final de la Champions League entre el Real Madrid y la Juventus deberán rascarse el bolsillo. El precio de la reventa se ha disparado por las nubes y supera ya los 1.500 euros en la zona del ‘gallinero’.

La UEFA puso a la venta entradas con cuatro precios distintos (69, 150, 300 y 449 euros), precios que se han multiplicado conforme se acerca el día del partido. A falta de dos días para disputarse la final, los precios de reventa alcanzan los 1.662 euros por una entrada con la peor visibilidad, situada en el gallinero de uno de los fondos del Millennium Stadium.

Si se quiere ver el partido desde una de las tribunas laterales el precio se eleva hasta sobrepasar los 2.000 euros, mientras que las entradas más selectas (VIP) pueden alcanzar los 30.000 euros.

Lee también   “Mourinho no es especial”: David Luiz