Ahora ni la foto pudieron tomarse
Ahora ni la foto pudieron tomarse

Las divisiones de ascenso en Argentina también son dignas de peripecias. Ahora le tocó a la Primera C aportar un hecho de lo más increíble. Defensores Unidos de Zárate hizo el viaje hasta la provincia de Libertad para enfrentarse a Midland, un partido que terminó siendo insólito debido a las circunstancias.

Los integrantes de Defensores iban con toda la idea de ganar el encuentro, sin embargo de todo les pasó desde el trayecto hasta que terminó el cotejo. Primero se toparon con una manifestación en el camino, por lo que tuvieron que bajarse del autobús que los transportaba para tomar taxis. Justo a tiempo llegaron apenas ocho jugadores a la cancha, los necesarios para que el árbitro diera el silbatazo inicial.

Incompletos, los ocho jugadores tenían otro problema: olvidaron los uniformes en el autobús. Midland tuvo que prestarles su atuendo alternativo. Una vez vestidos con ropa ajena, arrancó el partido. Pasaron los primeros 45 minutos y el medio tiempo indicaba 5-0 en favor de Midland. Ya en el descanso llegaron los demás y se completaron los once.

Ya con plantel completo, Defensores Unidos solamente recibió un gol más en la segunda mitad, a cambio de no anotar ninguno,pues estaban agotados. Midland ganó 6-0 a un adversario que así selló un auténtico día de furia.

Lee también   Tuvo paciencia y armó un golazo