Una rara demanda surgió hace poco en el futbol español, y es que a Boris Tchako, jugador “alevín” del Hércules no le creen que tenga 11 años y por eso no pudo jugar. Pero no se preocupen, el “chamaco” ya está disponible.

Hubo que acudir a la sede de la Federación en Alicante, pero al final el trámite se realizó. Boris Tchako sí podrá jugar mañana con su equipo en el partido que disputará en el colegio Lope de Vega de Benidorm (11 horas). El joven futbolista camerunés, del que se puso en duda su edad (11 años) tras ver la foto que acompañaba a la solicitud de licencia, encontró ayer el visto bueno federativo tras personarse en la delegación alicantina. No hubo reparos, ni siquiera hizo falta cambiar la foto: el personal encargado procedió a la tramitación de la cartulina que le habilita para jugar con el equipo alevín del Hércules a partir de ahora.

El asunto ha levantado polvareda en los últimos días. De hecho, ayer por la mañana todavía no se había formalizado la licencia. El joven camerunés fue requerido por la delegación federativa para presentarse en sus dependencias y llevar una foto actual, dado que la Federación insistía en que la plasmada en la anterior solicitud no podía corresponder a un niño de 11 años. Tchako, un chaval corpulento, que saca varias cabezas al resto de niños de su edad (mide 1,70), accedió a presentarse junto a sus padres y un representante del Hércules, club que comenzaba a impacientarse por la actitud del organismo federativo.

De hecho, los representantes de la Fundación ya habían depositado el caso en manos de su asesor legal, que les hizo saber que la negativa a conceder la licencia al niño podía ser constitutiva de delito atendiendo a la Ley del Deporte de la Comunidad Valenciana.

Lee también   José Mourinho confiesa que siempre elige clubes problemáticos

Cada vez son más comunes estos casos de jugadores que “aparentan” más edad ¿ustedes le creen a Boris? Minala dice que sí.