Era su tercera final consecutiva. Las dos anteriores las había perdido, así que la tercera fue la vencida. Club Atlético KDT se impuso por 1-0 a Independiente de Bolívar para coronarse campeón de la Liga Pehuajense de Futbol, un torneo regional de Buenos Aires, Argentina. El título tuvo doble valor: se sacaron la espina de los dos subcampeonatos al hilo y volvían a ser monarcas después de 48 años; su último trofeo lo obtuvieron en 1964.

Lo increíble vino al momento de darse el silbatazo final. Aficionados del Club Atlético KDT ingresaron a la cancha para festejar con sus jugadores. Por su parte, seguidores de Independiente se dieron de golpes con la porra rival. De igual manera, futbolistas de ambos equipos se agarraron a trompadas. Entre los festejos y la campal, dos aficionados de la escuadra derrotada, dolidos por haber perdido la final, aprovecharon para robarse la copa.

«Pasó de todo, incluso los perdedores se robaron la copa del campeón ¿Dónde terminó? Abajo de las ruedas de una camioneta y hecho chatarra», detalla el sitio TN. Y es que los «ladrones» huyeron con el trofeo para arrollarlo con una camioneta. Completamente dañada, la copa fue recuperada por Atlético KDT.

Eso sí, a pesar de tener la copa toda amolada, los ganadores la arreglaron un poco y dieron la vuelta olímpica.

Lee también   Neymar tiene contrato asegurado con el Inter Miami