Hablaba por teléfono mientras pitaba el encuentro
Hablaba por teléfono mientras pitaba el encuentro

En un partido que disputaron el pasado 24 de marzo el Linyola contra el Guissona, equipos de una liga catalana de niños, el árbitro Fathellah Dabhi, le dio más importancia a una llamada por celular que recibió mientras se desarrollaba el partido y se le hizo muy fácil hacer ambas cosas, charlar y pitar el encuentro.

Lo realizado por Dabhi, no fue para nada bien visto por el comité de árbitros de la Federación Catalana de Futbol (FCF), quienes decidieron suspenderlo ocho partidos, ya que aseguran que su acción fue una total falta de respeto para los espectadores y sobretodo a los jugadores.

El comité de árbitros aplicó el artículo 33.2 apartado d, donde se asegura que sancionarán a los árbitros que «profieran palabras o realicen acciones que denoten una falta de respeto o consideración hacia cualquier persona federada o espectador».

Y ustedes qué opinan, ¿muy rigorista la sanción para el árbitro o bien merecida?

Lee también   A Arellano le dolió la panza