No me ayudes, compadre
No me ayudes, compadre

En lo que puede ser una sorpresa, Sao Paulo decidió fichar por tres temporadas a Breno, ex de Bayern München. El detalle inusual del caso es que lo contrató a pesar de que se encuentra detenido en Alemania, país donde enfrenta un juicio tras ser acusado de incendiar su propia casa en septiembre de 2011.

El asunto se puso color de hormiga gracias a la imprudencia de Sao Paulo. Tras haber arreglado el pase sin hacer ruido, bajo el entendido de no entorpecer el proceso judicial, el club brasileño dio a conocer el fichaje a través de su sitio web. O les ganó la emoción o no respetaron el trato de sigilo, pero a la esposa del jugador ya le provocaron angustia. Ha expresado su temor de que autoridades alemanas consideren el traspaso como excusa para huir y Breno se convierta en prófugo.

«Sinceramente, no sé cómo la justicia alemana puede recibir esta noticia. Yo no esperaba que la noticia llegara a los medios. Ellos pueden imaginarse que él no quiere esperar el final del proceso, y esto no es cierto», dijo la mujer a UOL Esporte.

Por su parte, Sao Paulo ha querido enmendar su pifia publicando un comunicado donde refiere que busca procurar «seguridad, estabilidad y, sobre todo, perspectiva» en Breno. Asimismo subraya que confía en la justicia alemana y espera que «la situación del deportista tenga la solución más apropiada posible».

Lee también   "Descartado irme del Bayern": Guardiola