El jugador inglés del Manchester City y la selección, Raheem Sterling, está mezclado con un escándalo sexual ocurrido durante la pretemporada del equipo de la Premier League en los Estados Unidos. Según The Sun, el atacante tuvo problemas con una prostituta de la que contrató sus servicios.

De acuerdo a investigaciones del medio británico, un amigo del jugador pasó el número de una mujer dedicada al trabajo sexual a Sterling y este dispuso de su compañía por horas en un hotel de Los Ángeles. Allí, el joven de origen jamaiquino se negó a pagar la tarifa de la mujer.

Una cantidad superior a los 3.000 euros era la que pretendía cobrar la prostitua, señalada como similar a la modelo Kim Kardashian. Según contó, Sterling no quiso igualar el precio y en cambio le dejó 1.500 euros en un sobre, para luego irse a un entrenamiento.

Por este motivo la mujer hizo pública la historia para perjudicar al volante, quien tiene pareja y además es padre de una niña.

Lee también   El City volvió al segundo puesto y presiona al Liverpool