Poco a poco las cosas van mejorando. La Superliga de China arrancó este sábado a puerta cerrada y bajo fuertes medidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus, el cual tuvo inicio en ese país.

Foto: Twitter

El telón de partido lo abrió el Guangzhou Evergrande con una victoria sobre el Shanghai Shenhua (2-0). La primera jornada de la Superliga también dejó la victoria del Wuhan Zall sobre el Qingdao Huanghai por idéntico resultado, 2 a 0.

La Superliga china decidió establecer dos grupos de ocho que disputarán a puerta cerrada sus catorce partidos en esas sedes.

Para evitar la propagación del Covid-19, jugadores, cuerpo técnico y árbitros deben permanecer confinados en un área cerrada -solo pueden moverse entre los hoteles, campos de entrenamiento y partes de los estadios- hasta el 28 de septiembre, cuando finalice la primera fase de la liga.

Lee también   Rodolfo Pizarro conquistó el primer torneo de FIFA 20 del Inter Miami