Siguiendo la estela de Bielorrusia, Nicaragua y Burundi, la república centroasiática de Tayikistán también decidió iniciar este sábado el campeonato de fútbol pese a la pandemia de coronavirus.

Este sábado se enfrentaron el Istiklol y el Judzhand pon la Supercopa tayika en juego y el domingo arrancará el campeonato de liga, aunque todos los partidos se disputarán a puerta cerrada.

Las autoridades locales decidieron arrancar el campeonato debido a que en este país, limítrofe con Afganistán, no se ha detectado por el momento ni un solo caso de Covid-19, el único país de la zona sin positivos junto a Turkmenistán.

La Supercopa, que enfrenta al campeón y al subcampeón de liga, el Istiklol y el Judzhand, respectivamente, se disputará en el Estadio Central Republicano (Pamir), que tiene un aforo de 20.000 espectadores, pero no abrirá sus puertas a los aficionados.

El favorito es el Istiklol de la capital, Dusambe, que ha ganado los últimos seis títulos de una liga que enfrentará a diez equipos desde mañana, domingo, a la llegada del invierno.

Lee también   Gracias a su sexy esposa, Sneijder complicó su pase a Galatasaray