Trifulca entre mujeres le amarga festejo a AsamoahGerald Asamoah cumplió 300 partidos en Bundesliga y se le hizo fácil irse a festejar con dos chavas buena onda. Más fácil todavía le pareció seguir la fiesta en su casa, esto en Hamburgo.

Pero la fiesta le duró poco. Su esposa, quien no vive con él, se apareció sorpresivamente en el domicilio (quien sabe si porque le preparaba un festejo o porque ya sospechaba algo), y se armó una trifulca de campeonato.

Como lo reseña el diario Bild, todo sucedió el pasado sábado luego de la derrota contra Eintracht Frankfurt por 2 a 1. Imagínense entonces la escena: las tres damas se trenzaron en un pleito casi callejero, donde sobraron moquetes, insultos y mentadas. Vaya, para que se den una idea, la policía tuvo que acudir al lugar luego de que la esposa denunciara el hecho y acusara una herida cortante en la mano.

Total que al alemán-ghanés se le amargó el festejo… Ni modo, que se tome revancha cuando cumpla 400…

Lee también   MENOTTI | "Mourinho se cagó en las patas"