En Inglaterra aseguran que Torres ha pasado de ser el mejor delantero del mundo, al peor fichaje de la historia del Chelsea…

La situación de Fernando Torres en el futbol inglés se agudiza y parece que en el Chelsea no hay otro culpable de los fracasos del equipo. Todo va contra Torres y para muchos medios, la nula presencia del español en las metas rivales hoy es la causa principal de las derrotas de los dirigidos por Carlo Ancelotti. Igualmente, una gran parte de hinchas dolidos aun por la eliminación del equipo en Champions se han lanzado contra el español criticándolo en medios electrónicos y opinando fuerte en su contra.

Injusto o no, como usted guste verlo, la prensa inglesa ya se agarró de esto y ahora aseguran que Fernando Torres es elpeor fichaje de la historia blue y aseguran que Roman Abramovich erró fichando al jugador español y que su llegada, obligó a cambiar la manera de jugar del equipo lo que provocará también la marcha de Carlo Ancelotti al final de la temporada.

Lo más increíble del caso es que la crítica va directa sobre el español y el análisis en torno a las fallas de conjunto o de otros jugadores no se mencionan, como quien dice ya se agarraron a Torres de “su puerquito” pues es el jugador que está más expuesto a la crítica en este momento.

Daily Mail por ejemplo sentencia que “Once partidos han servido para dejar de hablar del “mejor delantero del mundo” y dar paso al “peor fichaje de la historia” y critica …”Su primer toque está oxidado, sus pases no tienen precisión. En una ocasión hasta Evra saltó más que él”.

Lee también   Blasfemia argentina

The Mirror le tunde: “El nuevo juguete ha llegado sin baterías. Torres jugó como si fuera el equivalente de un callejón sin salida”.

En fin, la millonada que pagó el Chelsea por Torres hoy no se está justificando en la cancha y mientras algunos medios como The Times, aun piden tiempo al tiempo para que el español muestre su valía, otros lo condenan sin piedad.

Torres no la está pasando nada bien en su aventura con el Chelsea que hoy se empieza a convertir en una verdadera pesadilla.

¿Podrá el español revertir esta situación?