Sí, hoy viernes 22 de junio de 2012, se cumplen 26 años de aquella magnífica e histórica jugada creada por el más grande futbolista de todos los tiempos, Diego Armando Maradona.

Aquella tarde de domingo de 1986 en el estadio Azteca, 114,580 personas fueron testigos de la más grande obra del crack argentino en una Copa Mundial, ante Inglaterra por si fuera poco, y en fase de eliminación directa. La previa del duelo sugería un clima todo tensión debido a que todavía se percibían las secuelas de la Guerra de Las Malvinas en 1982 entre ambos países.

El empate sin goles prevalecía en el marcador, pero a los seis minutos de iniciado el segundo tiempo, Maradona marcó con la mano el primer gol argentino (La mano de Dios), jugada que encendió los ánimos ingleses a más no poder. El juego se puso «calientito», pero Diego lo enfrió cuatro minutos después al darle vida y forma a la jugada más vista, recordada y aplaudida en la historia del futbol.

Sí, el Diego tomó la pelota desde medio campo y comenzó a esquivar a todo inglés que se le cruzaba en el camino. Ingresó al área y todavía se dio el lujo de quitarse al portero y dar el pase a la red. ¡Golazo de Maradona!

Era el segundo y definitivo tanto argentino que le dio el pase a los sudamericanos a las semifinales del mundial de México donde vencieron a Bélgica y finalmente levantaron el título de campeones derrotando a Alemania por 3-2 también en el Azteca.

Inolvidable el gol de Maradona e inolvidable aquella narración de Víctor Hugo Morales, comentarista uruguayo que acompañó lleno de emoción cada paso que dio Maradona rumbo a la meta de Shilton.

Lee también   Todo un parto

El ritmo de narración sencillamente espectacular, daba la impresión incluso, que el cronista sabía cada movimiento que el crack estaba por hacer y así, lleno de pasión, lo acompañó hasta el momento cumbre de aquella jugada que maravilló al mundo y que a la fecha, sigue siendo la máxima representación de la magnificencia futbolística.

Disfrutemos una vez más la jugada de todos los tiempos…