Después de la novela en la que se habló de su regreso a España, era imposible que la afición del PSG recibiera con cariño a Neymar.

Neymar celebrando con Icardi, su nuevo compañero. Foto vía Twitter.

El brasileño se quedó en París tras su fallido fichaje por el Barcelona y desde que terminó el mercado de fichajes, el director técnico del club francés, Thomas Tuchel, lo tomó en cuenta: entrenó con el grupo y este sábado 14 de septiembre jugó como titular.

En el Parque de los Príncipes, cuando anunciaron a Neymar entre el equipo inicial, los fanáticos del PSG respondieron con abucheos e insultos. Lo llamaron «hijo de p*ta» en reiteradas ocasiones.

Incluso, mostraron polémicas pancartas que decían: «Sr. Neymar (padre) puede vender a su hijo a la Villa Mimosa (una localidad brasileña con altos índices de prostitución» y «20 millones de euros para estar con Messi. No queremos prostitutas en París».

Foto vía Twitter.
Foto vía Twitter.

Lo cierto es que Neymar pudo responder a tanto odio con un soberbio golazo de chilena. El PSG y el Estrasburgo pasaron 90 minutos igualados a cero, y al 92′, el brasileño se lució con una acrobacia para darle la victoria al club francés.

El partido también sirvió para el debut del argentino Mauro Icardi, quien ingresó desde el banquillo.

¿Le bastará una chilena a Neymar para volver a ganarse el cariño de los aficionados del PSG?

Lee también   Neymar de ruletero