Quinto refuerzo cementero
Quinto refuerzo cementero

El volante camerunés, Achille Emana, es el quinto y último refuerzo extranjero del Cruz Azul, para lo cual deberá aprobar los respectivos exámenes médicos, como ha sucedido con todos los importados que llegan al club.

En declaraciones emitidas por el gerente de formación de la Máquina, Agustín Manzo, la directiva celeste confía en este elemento y en una buena adaptación al futbol mexicano.

«Los africanos se adaptan muy bien, viene de jugar en el Toulouse de Francia, en España, tiene dos temporadas en Arabia. Es un jugador que se ve bien, de muy buena manufactura en el futbol. Creo que en este deporte no hay nacionalidades, se juega bien o se juega mal», apuntó el directivo al portal ESPN.

El citado elemento de 31 años de edad, quien se formó en las fuerzas básicas del Valencia de España desde los 14, ha jugado en el Toulousse de Francia, el Betis de la nación ibérica, así como en el Al Hilal, Al-Ahli y Al-Wasl de Emiratos Arabes Unidos, donde se encontraba hasta hace poco, pues rompió su contrato con dicha escuadra.

El 38 veces internacional por Camerún, defendió la playera de su país en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, la Copa Confederaciones 2003, así como la Copa Africana de Naciones 2003 y 2010.

Si se confirma su contratación se uniría al ecuatoriano Joao Robin Rojas, al colombiano Luis Amaranto Perea y los argentinos Hugo Mariano Pavone y Mauro Formica, quien recién llegó la semana anterior para reforzar a los celestes en el Apertura 2013.

La Máquina también cuenta con el mediocampista Christian Giménez, argentino quien recientemente recibió su carta de naturalización como mexicano y fue convocado a la selección nacional para el partido amistoso ante Costa de Marfil en Nueva Jersey del 14 de agosto.

Lee también   En México mandan 'Rayados'

[Notimex]