Los que nos gustan el fútbol sabemos de todo un poco en todo el mundo, y no es un secreto que la fanaticada de los equipos del fútbol profesional en Turquía son agresivo y demás radicales. Esta vez volvieron a demostrar que siguen teniendo este tipo de conducta, y ahora no fueron bengalas, fue una botella que le arrojaron desde la grada a Volkan Babacan, portero del Basaksehir, cuyo objeto lo conectó en la cara.

El meta turco militó en Fenerbahçe tres temporadas (2007-2010), pero parece quebla afición lo olvidó rápido.

Lee también   Triunfo turco en la noche de Cristian