"Querer es poder"
"Querer es poder"

Ser un dotado para la natación no es suficiente para el francés Yannick Agnel, quien ganó medalla de oro en Londres en el relevo 4 x 100 libre. Para este muchacho de 20 años, el nuevo héroe galo, además de la disciplina deportiva también es fundamental el cultivarse.

Amante de la lectura y la música, Agnel tampoco es de los que quiera ver a los atletas como todos unos intelectuales, tal como es su caso. Pero sí considera que a la par de entrenar se tomen un tiempo para leer y expandir el conocimiento.

Ferviente lector de Gabriel García Márquez y Charles Baudelaire, Cien años de Soledad y Las Flores del mal son sus libros de cabecera, valora que el hábito de leer ayuda al atleta para relajarse antes de competir. De igual forma concibe que un deportista no es nada más carne de cañón, sino que también tiene derecho a merecer educación y contar con conocimientos que no lo releguen a un simple cuerpo.

Antes de partir a los Juegos Olímpicos, la prensa de su país le preguntó qué esperaba del certamen y él respondió con la voz que querían escuchar, la del intelectual: «La gravedad es el escudo de los tontos». Tales palabras las expresó para citar a Montesquieu.

Tras derrotar a los estadounidenses en la piscina, Agnel nuevamente fue entrevistado por medios franceses, quienes ahora esperaban la respuesta del atleta y él se las concedió: «Ha sido mágico, no teníamos ninguna presión, hemos hecho lo que sabemos hacer y ya está, somos campeones olímpico».

¿Quién dijo que ser atleta y culto al mismo tiempo no se puede?

Lee también   Fanáticos atacaron a un árbitro en Turquía