Stuttgart y Steaua de Bucarest arrancaron la Europa League con dramático empate a dos goles en actividad del Grupo E. El Maza jugó los 90′ y cometió un penal que significó el 1-2 en su momento para la visita…

Arrancó la ronda de grupos de Europa League y en el Mercedes-Benz-Arena de Stuttgart, los locales igualaron un partido que tenían prácticamente perdido, y es que después de un arranque explosivo con dos goles en los primeros seis minutos del juego, las acciones del mismo dejaron la mayor parte de emociones para los cinco minutos finales.

Con el 1-1 en el marcador, el Stuttgart intentó definir el juego hasta el segundo tiempo, pero el Steaua era muy peligroso a la contra y las cosas se pusieron color de hormiga con llegadas de los lados pero sin claridad a la hora de definir.

Fue entonces que a los 80 minutos el buen Maza Rodríguez «metió la pata», sí, el mexicano derribó dentro del área a un rival, en una infracción no tan clara, pero Rusescu no desaprovechó la ocasión y marcó el segundo.

Con muy poco tiempo por jugar, el Stuttgart se fue con todo al frente y en cinco minutos logró igualar el partido con un buen remate con la cabeza de Niedermeier.

Todavía en el 90′ los alemanes se perdieron una clarísima que hubiese significado la voltereta en el marcador pero realmente no merecían llevarse los tres puntos.

Al final 2-2, intenso y con su respectiva dosis de dramatismo.

Lee también   Cristiano Ronaldo lanza su propia red social