Una discusión entre Efraín Viáfara y Edwards Jiménez, jugadores del Itagüí colombiano, terminó en una triple fractura para Jiménez: maxilar, hueso de la órbita del ojo derecho y hueso del cráneo. Y es que Viáfara le propinó a su compañero una brutal patada en el rostro tras «calentarse» en un entrenamiento.

Luego de conocer las consecuencias de su agresión, Viáfara escribió una carta para difundirla en medios, texto mediante el cual intenta disculparse. «Me dejé llevar por la ira y en medio de mi soberbia obré mal con mi compañero Jiménez, al que le presento mis disculpas y también mis oraciones para que se recupere. Acepto mi error y he declarado al cuerpo técnico, a mis compañeros y a la dirigiencia, asumir mi falla con la sanción que se determine por este hecho lamentable», palabras de Viáfara.

Lee también   ¡Como el 'Macho'!