La Selección Mexicana sub-17 cayó en la final del Mundial de la categoría ante el local, Brasil, pero con una polémica que ya vivió todo México hace cinco años.

Foto vía Twitter

A falta de muy pocos minutos para el final del partido, el principal del encuentro, Andris Treimanis, revisó una jugada en el VAR sobre un posible penal en el área mexicana que terminó concediendo para Brasil.

Según el árbitro principal, Jesús Gómez derribó en el área a Gabriel Souza luego de haberse barrido, pero por lo que se pudo apreciar, el zaguero azteca no tocó al jugador carioca.

Sin embargo, y pese a que nadie reclamó la falta, el silbante recibió la llamada del VAR y fue a revisa la polémica jugada que derivó en el penal que cobró Kaio Jorge y en el gol del empate para Brasil.

Una vez más, la Selección Mexicana pierde un encuentro luego de una polémica decisión arbitral y la jugada hace recordar a aquella que se vivió en el Mundial Brasil 2014, luego de que Arjen Robben simulara un penal supuestamente cometido por Rafa Márquez y que creó el #NoEraPenal.

Lee también   Se va al Valencia