Nombres van y nombres vienen respecto al nuevo fichaje de la Vecchia. En esta ocasión el carrusel de sus pretensiones se ha detenido en Alemania, pues ahora desean trepar a su equipo a Jefferson Farfán.

El peruano termina contrato en 2012 con el Schalke y se ha pronunciado en varias ocasiones por cambiar de aires. El eco de su petición retumbó en Juventus, donde estarían dispuestos a esperar la culminación de dicho contrato o bien pagar una cláusula seis meses antes de cumplirlo.

No se ha hablado de cifras, pero Farfán le costó al equipo alemán 10 millones de euros que pagó al PSV. Otros dos aspectos a considerar por el club italiano en caso de ficharlo son el racismo y la homofobia, esto debido a su color de piel y su abierta postura a admitir la homosexualidad por parte de futbolistas.

Lee también   ¡Detienen al "JJ"!