Y diez años después, el histórico color rojo de Liverpool volverá a una semifinal de Champions League. Este martes, los Reds concretaron su pase entre los mejores cuatro al eliminar al Manchester City por un global de 1-5.

En el Etihad Stadium, al City de Guardiola no le alcanzó para remontar y sufrió un resultado de 1-2, a pesar de haber empezado ganando apenas a los tres minutos de juego.

El Liverpool, que había ganado la ida por 3-0, obligó a los locales a buscar una remontada muy difícil que terminó por dejar espacios en su defensa y permitió que fuesen agredidos.

En un muy mal partido del árbitro español Mateu Lahoz, el City se adelantó al 3′ gracias a Gabriel Jesús, quien hizo el 1-0 después de una falta cometida por Sterling ante el defensor Van Djik en una salida.

Antes del fin del primer tiempo los de Guardiola anotaron un válido segundo gol por una serie de rebotes entre el portero visitante Karius y Milner, aunque de nuevo el principal se equivocó, esta vez anulando la conquista.

Ya al volver del descanso la intensidad del City no fue la misma, además de no contar con Pep en la raya por haber sido expulsado. En ese contexto, el Liverpool aprovechó un rápido ataque entre Salah y Mané para que el egipcio apareciera, convirtiendo el 1-1 a los 56′.

El gol definitivo lo convirtió el brasileño Roberto Firmino, al aprovecharse de un error defensivo de Otamendi a los 77 minutos.


Los rojos de Merseyside, que han ganado en cinco ocasiones la Copa de Europa, no llegaban a unas semifinales desde la temporada 2007-2008, cuando fueron eliminados por el Chelsea en una edición que ganó finalmente el Manchester United.

Lee también   "La liga es primero, la Champions un sueño": Allegri