De la mano del mellizo Guillermo Barros Schelotto en la dirección técnica, Lanús derrotó 2 por 0 al Ponte Preta brasileño en la vuelta de la final de la Copa Sudamericana, para consagrarse campeón.

El global terminó 3 por 1 en favor de los argentinos. A Lanús le bastó con un primer tiempo lleno de ímpetu para dar cuenta de un equipo brasileño que nunca pudo mostrar el jogo bonito en suelo visitante.

Desde el silbatazo inicial Lanús salió en busca del arco rival y tuvo su premio a los 24’, cuando Víctor Ayala convirtió la primera anotación. Los dirigidos por Barros Schelotto volvieron a reflejar su superioridad a los 48′, cuando Ismael Blanco, aquel que jugara en San Luis, marcara el segundo y definitivo tanto.

Durante el complemento Ponte Preta trató de mejorar, pero le faltó claridad para hacerse con la posesión ante un elenco que jugaba con más calma gracias a la ventaja y dominaba las acciones, aunque en los metros finales carecían de simpleza para poder concretar acciones de riesgo que aumentaran la ventaja que finalmente no varió y terminó por consagrarlos.

Lanús levantó su primera corona internacional desde la Copa Conmebol que lograron en 1996. El semestre aún no termina para el conjunto Granate, que con 30 puntos, conserva posibilidades de convertirse en campeón del Torneo Inicial en Argentina, cuando el próximo domingo se mida al actual monarca, Newell’s Old Boys.

Lee también   Presentan estrategia para igualar el fútbol femenino con el masculino