Subio la temperatura en la práctica de la Selección de Alemania, luego de que Joshua Kimmich y Antonio Rüdiger se encararan tras una dura disputa por balón. La situación fue controlada gracias a la oportuna intervención de Miroslav Klose, quien funge como auxiliar del estratega, Joachim Löw.

“Se enfrentaron violentamente y se pusieron cara a cara en el campo, provocando la sorpresa y el sobresalto de sus compañeros”, reportó el diario alemán Bild.

Kimmich y Rüdiger se encaran en la práctica de Alemania, mientras Klose aparece para mediar la situación.

La aparición del máximo anotador en Copas del Mundo terminó con el conflicto y ambos jugadores continuaron la sesión de entrenamiento de cara al Mundial de Rusia 2018, con normalidad y sin mayores incidentes posteriores.

Pero no fue la única alerta que tuvo el conjunto tetracampeón mundial. Julian Draxler recibió un duro golpe en el ojo izquierdo, por lo que permaneció en el suelo y unos instantes después fue atendido por el cuerpo médico del representativo teutón. Luego de una revisión y tras aplicarle hielo, el mediocampista se reincorporó a la práctica.

Lee también   Khedira estará fuera el resto de la temporada