Álvaro González confesó que recibió más de dos millones de amenazas tras pelea con Neymar

Foto: YouTube

El clásico entre el PSG y el Marsella de hace unas semanas terminó en escándalo. Por los cinco expulsados que hubo en aquel partido, pero también por lo que sucedió después. Neymar acusó de racismo a Álvaro González, defensor del OM, durante y post encuentro, incluso en las redes sociales por haberlo llamado «mono».

Después de varias semanas en las que circularon videos y acusaciones de ambos lados, el español rompió el silencio para sostener que él no fue racista con el brasileño y relató lo mal que la pasó luego de saber que ninguno de los dos será sancionado por la federación francesa.

«Recibí mas de dos millones de whatsapp con todo tipo de amenazas, mensajes en otros idiomas. Yo no entendía nada. Me enviaron las fotos de los coches que utilizábamos, o que iban a venir a mi casa a matarme o como algún día saldrá a la luz de mensajes de que iban a ir a la tienda de mi padre a matarlos», agregó.

«En el momento que se supo todo eso, esa noche no dormí. La ola Neymar es muy grande. Yo creo que ni él mismo sabe de todo lo que es capaz de hacer. Al día siguiente mis padres estaban conmigo por su miedo, el mío y estar juntos. Luego se ha demostrado que yo no era culpable de nada«, explicó Álvaro.

“Sinceramente, quiero entender, ojalá sea así, no entendió unas palabras en un momento en el que el partido se les estaba yendo de las manos. El partido estaba muy caliente, como en todos los derbis. Creo que la derrota les hizo daño, era mi primer clásico y creo que hay que aprender a perder«, trató de explicar el incidente en el que sucedió todo.

Lee también   Marsella se lleva un clásico caldeado contra el PSG

«No me he llegado a plantear dejar el fútbol pero sí dejar el club. Fui de cara en todo momento. Es imposible que un racista viva en Marsella, antes muere. Me sobrepasaba todo, quería hablar, era un momento muy complicado. Pero el Olympique me apoyó», contó.