La fidelidad en el fútbol es uno de los conceptos más respetables, sino es que el más. Y como toda buena acción, tarde o temprano será recompensada. En Suecia, un aficionado recibió un gran detalle por parte del club al que apoya, el Brommapojkarna.

En la visita al Mjallby el pasado domingo, en la liga sueca, los jugadores del Brommapojkarna quedaron sorprendidos con el apoyo de Ander Ung, el único aficionado que asistió al encuentro en la remota ciudad para gritar por ellos. Bojan Djordjic, mediocampista del equipo, reconoció el gesto de Ung y le ofreció todos los gastos pagados para un juego del Bromma que quisiese en el futuro.

«Cuando lo vi, con su camiseta, cantando y apoyándonos aisladamente, decidí que tenía que hacer algo. Así que voy a pagarle todo en algún viaje que decida hacer para ver al equipo, además de conocer a los integrantes», señaló Djordjic.

«Hay que premiar a las personas como él. Le pedí su número de teléfono anoche y lo llamé desde el bus; la calidez y alegría en su voz fue increíble. Se lo merece».

Según la agencia Reuters, Ung fue entrenador de una división inferior del Bromma unos 20 años atrás. Tuvo que abandonar Estocolmo por razones de trabajo, cambiando su residencia en aproximadamente 660 kilómetros. Desde entonces, nunca ha vuelto a asistir a un partido de local del Brommapojkarna.

Lee también   Molesta a Zlatan ser el segundo mejor deportista sueco de la historia