La FIFA investigaría el «arreglo» del partido Argentina-Perú y podría quitarle la Copa ganada a la Albiceleste.

A raíz de que el ex senador peruano Genaro Ledesma Izquieta revelara que el partido Argentina-Perú del Mundial del ’78 fue arreglado por parte de los regímenes de ambos países durante la Operación Cóndor, la FIFA analiza el caso y tomaría cartas en el asunto para investigar el supuesto acuerdo. En caso de comprobar que las acusaciones de Ledesma Izquieta, así como de otras declaraciones vertidas por algunos involucrados, el máximo organismo del futbol sancionaría a la Albiceleste retirándole la Copa obtenida ante Holanda.

Otra de las pruebas que tendría FIFA para proceder radica en el arquero peruano de ese partido, Ramón Quiroga, quien declaró en 1998 que en ese partido ocurrieron cosas muy extrañas para que Argentina goleara sin problema alguno a su selección. «El Negro Manzo no paraba nada, ni él, ni la defensa. En un gol (cuarto de Argentina anotado por Luque en el minuto 50 de acción) Manzo se agacha y me deja solo al rematador», describió Quiroga.

Asimismo, se sumarían revelaciones que apuntan a que jugadores del seleccionado peruano fueron sobornados por la cantidad de 50 mil dólares para dejarse ganar. Aunque, de acuerdo al periodista David Yallop, no todos los integrantes del combinado inca se vendieron, pues algunos ni se enteraron de que algunos compañeros recibieron dinero.

De esta manera, FIFA podría hacer historia al intervenir por vez primera en el retiro de una Copa del Mundo obtenida por una selección «aparentemente» en la cancha.

Lee también   Deicidas...

¿Cómo ven el caso? ¿Creen que FIFA actúe o se cruzará de brazos?