Argentina 1-1 Bolivia
afp

Tras un amplio dominio albiceleste en la primera parte, Bolivia puso de cabeza el torneo, sorprendiendo al inicio del segundo tiempo. Y entonces vino la seriedad de verse abajo, abrumados… desde ahí reaccionaron los anfitriones y lograron colocar un golazo, ya con Agüero en la cancha. Debut de nervio en La Plata.

  • 1Argentina
  • 1Bolivia
Argentina: Romero; Burdisso, Milito, Rojo, Zanetti; Cambiasso (Di María, 46’), Mascherano, Banega; Messi, Tévez, Lavezzi (Agüero, 70’). DT Sergio Batista


Bolivia: Arias; Raldés, Álvarez, Gutiérrez, Rivero; Vaca (Chávez, 63’), Campos (Arce, 79’), Flores, Robles; Martins, Rojas (Cardozo, 90’). DT Gustavo Quinteros
Goles: 0-1 Rojas (47’), 1-1 Agüero (75’)
Árbitro: Roberto Silvera (Uruguay)
Incidencias: Partido Inaugural Copa América 2011 (Grupo A). Estadio Ciudad de La Plata (La Plata)

Argentina demoró para despertar y lo hizo ya con mucha presión de por medio. Antes, durante la primera parte vaya que lució imponente, haciendo pasesitos de lujo, transiciones rápidas que le reportaron una buena posesión. Y eso, exactamente el lucir crema de más, hizo fuerte a Bolivia, que se asentó potente a la defensiva.

Con el ingreso de Di María y la salida de Cambiasso, al comienzo del segundo lapso, se visualizaba una mejor repartición del incesante ataque anunciado ya desde el primer tiempo. Pero de los pocos avisos que reportó la escuadra boliviana, vino uno que cambió todo recién volvieron las selecciones del descanso.

Tiro de esquina desde la izquierda. Milito pierde la marca de Rojas que la roza magnífico con el tacón. Descontrol defensivo, error insulso de Banega y un gol escurridizo que intentó maquillar Romero, cuando logró reaccionar. Se calló el estadio que hasta entonces no paraba de cantar, brincar e impulsar.

Lee también   Carlos Tévez volvería a la Selección Argentina

El shock se fue extinguiendo conforme Zanetti avanzó líneas y Di María se hizo más importante. Messi desapareció por la excelente marca que mandó el estratega Quinteros y la derrota parecía inminente. Hasta que se le prendió por segunda ocasión el foco al Checho Batista y metió al Kun.

Lavezzi, importante en el primer tiempo pero desaparecido durante 20 minutos en el complemento, le cedió el lugar al todavía jugador del Atleti y el balón no cambió de otro rumbo que no fuera el constante asedio argentino sobre los bolivianos. Así fue cuestión de tiempo para que se igualara el marcador y, al 75′, Agüero logró un golazo de equilibrio.

Di María trazó desde la izquierda un centro que amortiguó con el pecho Zanetti, poniéndosela al mismo tiempo en bandeja al Kun para que finiquitara una jugada excepcional. 1-1.

Después, a pesar de la andanada argentina en la búsqueda de los tres puntos, Bolivia encontró en su fuerte un par de contragolpes que, además de poner pelos de punta de todo el mundo, dejaron en evidencia a la zaga verde. Pero a pesar del dramático final, nada logró modificar el empate, heroico para Bolivia y decepcionante para Argentina.