Argentina con Messi pierde, Argentina sin Messi gana

La selección de Argentina se plantó el día de hoy en Marruecos sin su estrella Lionel Messi.

Argentina venía de perder con Venezuela 3-1 con Messi en la cancha, la albiceleste no pudo entonces con la vinotinto.

Con un lleno impresionante en Tánger, el pueblo de Marruecos recibió a una de las mejores selecciones del mundo, al menos en el papel.

En un partido pasado con vientos que movían la pelota como balón playero, Argentina comenzó a hacer buenas jugadas en la cancha. El apoyo de la afición marroquí ante cualquier buena jugada ofensiva o defensiva de su equipo, era ensordecedora.

Sin Messi en la cancha, Paulo Dybala y Lautaro se repartieron el ataque para construir jugadas y dar un gran juego.

Los locales fueron creciendo en la zona defensiva, no siempre por la manera legal. El juego se tornó rudo por los locales que mantenían el cero en su portería y además inquietaron con algunas jugadas, pero jugadores como Kannemann estuvieron atentos al fondo.

Paredes y Benatia comenzaron a soltarse en el segundo tiempo, Argentina no quería irse sin el triunfo después del descalabro con Venezuela.

Se vinieron cambios a la cancha, Correa entró por De Paul, Juan Musso entró por Andrada. Dicho sea de paso, Agustín Marchesín es el único portero de los cuatro que no vio acción en ningún partido. Marruecos aprovechó estos cambios del visitante, mientras encontraban su acomodo, los africanos tuvieron sus mejores momentos en la cancha.

Guido Rodríguez, el único futbolista llamado de la Liga MX que vio acción en esta fecha FIFA, tuvo que usar la rudeza para para la oleada marroquí.

Lee también   Argentina rescató un punto ante Venezuela

Scaloni volvió a los ajustes y para dar descanso a Dybala y Paredes que no pesaron en el partido, ingresó en su lugar Lo Celso y Zaracho.

Entonces jugaba mejor Marruecos, pero Correa, uno de los ingresados en el segundo tiempo, tomó el balón y dejó en el camino varios marroquíes, entonces disparó a puerta y la mandó al fondo de la red. Argentina descansaba y el equipo completo se abalanzó sobre Correa para festejar el gol.

Iván Marcone entró después del 90, en tiempo de reposición, más para perder tiempo que para aportar, Marruecos no quería perder y atacaba peligrosamente.

Finalmente el partido terminó con la victoria de Argentina por la mínima ante Marruecos, Scaloni toma un poco de aire, pero sigue sin convencer.

Messi abandonó dos día atrás la concentración, primero se comunicó que sufría de pubalgia, después se supo que ya tenía convenido no asistir al partido de Marruecos desde antes de la fecha FIFA.